lunes, 28 de diciembre de 2009

Cuentacuentos. Fin e inicio de año

4 comentarios
Una manera atractiva de emplear el tiempo en estas fechas de fin y de inicio de año es acudir a algún/a cuentacuentos. Nos relajan el cuerpo, disipan las preocupaciones, encienden alguna chispa en nuestro cerebro, alientan la risa… y hasta disipan los vapores etílicos.

En la bitácora burgostecaria tenemos ventaja, pues podemos acudir a este bálsamo con solo visitar a la gente que nos sigue. Y de esta panda, hoy nos detenemos en dos lugares: el de Beatriz Montero y el de Inma Ruiz. Eludimos, así, por unos momentos estos hielos que nos rondan (aunque gocemos del manto blanco de la nieve).

Beatriz Montero dispone de un sitio muy trabajado en la red. Se dedica a espectáculos, tanto infantiles como de personas adultas, diseñados especialmente para bibliotecas públicas, centros culturales, colegios, teatros y museos. Si queremos enterarnos de las motivaciones que pueden llevar a alguien a enrolarse en un proyecto semejante, podemos entrar en la sección Libros publicados y leer allí «Once razones para contar cuentos» (La primera vez que conté un cuento en público fue por supervivencia…). Seguro que pasamos un rato divertido. Mantiene, con desenvoltura, su propio blog. ¿Cómo renunciar, pues, a un viaje por Tenerife?
Con Inma Ruiz nos desplazamos a Alicante. Los hacemos por medio de su bitácora Pinticomina Cuentacuentos. Y nos enteramos de que uno de sus intereses es payasear. Comenzó a contar; primero tímidamente, después con más seguridad. El perfume de las palabras que siempre había impregnado sus manos, ayudándola a escribir, había llegado a su aliento, a su voz. Pues no hay más que hablar, Inma, nos quedamos aquí por unos momentos.
Que los Santos Inocentes sean propicios.

viernes, 25 de diciembre de 2009

FELICES FIESTAS

2 comentarios
Es Navidad, sueña, comparte, lee, disfruta con la familia, con los amigos, con la nieve, sal de paseo, canta villacincos, monta el belén, tómate una copa (que sean dos o tres).

Disfruta de las fiestas, da igual si crees o no crees, si te gustan los reyes o Papa Noel, lo importante es pasarlo bien.

Se nos va terminando el año y aquí seguimos en pie, con ganas de seguir luchando, por los buenos ratos que pasamos y por los que nos siguen y nos leen.

Nos tomamos un descanso, hay tantas cosas por hacer..., no te olvides de nosotros, volveremos en el 2010.

Felices fiestas

jueves, 24 de diciembre de 2009

Carta de Amor a quienes aman los libros

4 comentarios
Se dice que las personas somos seres obsesionados con unas pocas ideas. Seguramente es así. Bien mirado, tampoco es que sean tan abundantes aquellas en las que merezca la pena obsesionarse. Pues, en nuestro caso, uno de estos lugares recurrentes son las bellas bibliotecas (antiguas) que conservan su sabor. Por ello, traemos hoy a la pantalla este lugar de la abadía de Strahov (Praga), que incluye sus vestíbulos filosófico y teológico. Desde él, puede irse a otras muchas estancias del mundo bibliotecario.

Que los días de villancicos sean propicios.

La noticia nos llegó (hace tiempo) vía Biblioteclaria (pero quien guarda…)

martes, 22 de diciembre de 2009

Lecturas obreras. Lectura colectiva (y VI)

5 comentarios
Comenzábamos hace un año, en esta bitácora, una serie sobre lecturas obreras, de la que hemos hecho cinco anotaciones hasta la fecha. Podríamos continuar con ella (haciéndonos eco, por ejemplo, de las cuadillas de tapers que trabajaban el corcho en el Ampurdán en los portales de las casas), pero nos parece que ha llegado a punto de sazón, por lo cual la finalizamos hoy, trayendo a colación un texto curioso de Juan Mir y Mir, escrito para prólogo de una recopilación de cuentos (Mahón, El Porvenir del Obrero, 1913) realizada por Josep Llunas que llevaba por título Dinamita cerebral (en clara referencia a su rechazo de la violencia física):

«Si la literatura sólo sirviera para entretener a los desocupados y para hacer reir a los satisfechos, no apreciaríamos el trabajo de un escritor en más de lo que apreciamos las bufonadas de un payaso. [Entiéndase la frase.] Este nos divierte un momento, mientras que el escritor ejerce una influencia poderosa en nuestra manera de sentir y de pensar.

Nada en el mundo produce una impresión tan duradera e influyente como la palabra escrita; y su importancia crece a medida que la industria facilita progresivamente los medios de reproducción de los papeles impresos.

[…] Se realiza en esto como una especie de transmisión de herencia, para optar a la cual no se requieren derechos de primogenitura, sino afán de saber y capacidad para comprender. Jamás ningún otro legado se repartió con mayor justicia, ni dio a los herederos más preciosas riquezas.

[…] Aquellos mismos cuya lozana juventud floreció en bellezas literarias pletóricas de vida y de pasión, apenas pudieron producir obras amaneradas y sin fondo cuando, después de haber aceptado el plato de lentejas, quisieron agradar a los poderosos y justificar su lastimosa caída desde las cumbres de los ideales al lodazal de las villanas conveniencias.

No reina el servilismo en aquellas alturas. La inteligencia del hombre naturalmente busca la verdad y el corazón espontáneamente se dirige al bien. Así se explican los preciosos y constantes servicios de la literatura en pro de los más sublimes ideales de la humanidad.

[…] El arte es revolucionario, el pensamiento es revolucionario, el corazón del hombre es revolucionario; y así será mientras la tiranía sea monstruosa, mientras se funde en el error y mientras sus obras sean malvadas e injustas, que es como decir mientras la tiranía exista en cualquiera de sus formas.»
¿Está de actualidad todavía este texto? Tal vez hemos amoldado nuestros ojos a la literatura del ocio, mirando impasibles -¿sí?- las palabras que adornan las almas con carmín de Cristhian Dior.

sábado, 19 de diciembre de 2009

CUANDO LAS PALABRAS SE HACEN FOTOS. ¡PRECIOSO!

3 comentarios

Desde la fantástica Sevilla nos proponen una actividad muy original para promocionar las letras, como soy un poco despistadilla no me he dado cuenta hasta hoy y espero que no lleguemos muy tarde, aún hay tiempo porque termina el plazo el 31 de diciembre, así que insto a todos los seguidores de "este" nuestro humilde blog a participar.

Yo lo quiero hacer, aunque con el frío tan espantoso que está haciendo el fotografiar algo en el exterior es una prueba de heroicidad... creo que no sería capaz de aguantar la cámara más de dos minutos, pero habrá que intentarlo ¿no?.

Bajo esta denominación I Certamen de Fotografías Literarias “1.001 palabras” el blog "taller de palabras" nos presenta el concurso, y como requisito: una imagen que contenga una palabra escrita para que juntas, si hacemos caso al dicho popular, sumen un total de 1.001 palabras: mil que vale la imagen, y una extra. :)
Para saber mas del concurso, visitad la página que informa del mismo, aquí.

¡qué divertido!

miércoles, 16 de diciembre de 2009

MAITE ARROYO, ARROLLA CON "SERPIENTES"

5 comentarios

Un día conocí su blog "no digas que fue un sueño" , otro día seguí comentando sus entradas, otro día leí una entrada en la que aparecía mi nombre y pensé "qué original ha buscado un texto con mi nombre para dedicármelo" ante la gran calidad del escrito me dispuse a buscarlo por la red pensando (ingenua de mi) que lo había copiado de algún libro, por más que lo busqué no lo encontré porque no existía en ningún libro, había salido de la mente brillante de su autora así sin más pero ahora si que está recogido en una obra de papel, con un título original que describe a la perfección su forma de escribir y entender la vida, "serpientes" es su título, me parece un sueño todo esto Maite y encima formo parte también de él, es para estremecerse.

No se te puede tomar a broma y no hay que ser un erudito de las letras para ver tu estrella.
Para conseguir el libro, basta con ponerse en contacto con la escritora.


. en vivo y en directo, sonrisa incluida: 10 euros
. contra reembolso: 13 euros (envíame un correo con tu dirección, tete.mtea@gmail.com)
. Librería "El Espolón", Pº del Espolón, Burgos: 15 euros


Muchísima suerte.

martes, 15 de diciembre de 2009

EL SUPERHÉROE DE LA BIBLIOTECA

8 comentarios
El pasado 10 de Octubre tuvo lugar en la Biblioteca Pública del Estado de Huelva la presentación oficial de Biblos, superhéroe de la biblioteca.

Biblos es el protagonista de un cómic cuyos objetivos son los de popularizar y dar a conocer entre los jóvenes los servicios que se prestan desde las bibliotecas públicas, e inculcarles la importancia del libro y la lectura.

Casi nada, la que le ha caído al pobre Biblos, ni Superman se atrevería con algo así.

Biblos ha llegado pisando fuerte, muchos medios de comunicación, en especial blogs, se han hecho eco de la noticia y apuestan fuerte por esta iniciativa.
Desde Burgostecarios queremos desearle mucha suerte en su andadura y esperamos conocerle pronto.

Querido Biblos si eres capaz de domar a nuestros adolescentes y hacerles valorar y respetar la biblioteca, con el tiempo te haremos nuestro patrón.
De momento ahí va una ola.
Durante el mes de diciembre hay una exposición sobre esto en la biblioteca de Huelva, si hacemos una escapada navideña podemos ir a conocerle en persona, la ocasión lo merece.

Fuente: Iwetel, http://amigosbibliotecahuelva.wordpress.com/ , www.juntadeandalucia.es/cultura/bibliotecas/bphuelva

domingo, 13 de diciembre de 2009

La Viajera (homenaje a los archivos)

7 comentarios
«Avanzado febrero, la viajera llegó a Mylos –una de las diez ciudades ocultas– en el velero de la mañana. Horas después cerró un trato que prometía ser el más beneficioso de cuantos había negociado allí. Invisible la urbe a los ojos de la gente sencilla, desparramaba su opulencia en un dédalo de avenidas y callejuelas mezcladas sin aparente orden. En el banquete de carnaval, la viajera se sintió atraída por el movimiento de una de las camareras, quedando especialmente perturbada cuando esta le ofreció una copa.

―Tienes el don de la luz -no pudo por menos de decirle.

―Las deidades son generosas con quien desean.

―Pronto volveré al gentío, a la zona común. Muéstrame antes tu rostro.

―Esa visión te resultaría irrelevante. Tal vez prefieras otra. Mylos es para mí un lugar insondable (aunque muestre hospitalidad a quienes la visitan). Llevo aquí cinco años y busco -en vano- el centro de la ciudad. ¿Lo intentarías conmigo? Una vez que estemos en él, probaremos la entrega sin medida.

Comenzaron a moverse. Otearon desde las torres, sondearon el subsuelo. Indagaron acerca de lugares recónditos; los visitaron. El empeño no quedó en vacío. Supieron que habían encontrado el centro cuando se acercaban a un edificio que ostentaba la palabra archivo en el frontispicio de la entrada. Traspasaron el umbral. Se perdieron entre legajos. En uno de ellos desataron el balduque blanco. Allí se hallaban los documentos en los que se explicaba cómo eran. Se miraron y…»

[Bueno, esta es una historia que cualquiera puede imaginar si está leyendo El archivista (Norma editorial, 2001), de Schuiten y Peeters, cómic integrado en la serie Las Ciudades Oscuras (tamaño 30 x 22,5 cm). Texto e ilustraciones para gozar.]

jueves, 10 de diciembre de 2009

Adivinanza (entre cultura y chanza)

13 comentarios

Digo que cuatro son seis
como seis son cuatro advierto,
que hay en cuatro seis tan cierto
como en cinco cinco veis.
Si acaso no lo entendéis,
miradlo de cierto modo
y veréis que cierto es todo
como dos y dos son seis.

Todo el mundo habrá adivinado la propuesta. Lo curioso del asunto es que la adivinanza está copiada de un cuadernillo de hace setenta y tres años, impreso (por criaturas) en la escuela de un pueblo burgalés. En su momento, hablaremos de ello.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Caeiro y Lo ficticio

4 comentarios
Cada vez con mayor frecuencia recibimos en las distintas secciones de las bibliotecas mensajes internos como este: «¡Hola! Hemos creado un nuevo contenido en la intranet, llamado Procedimientos básicos de revisión F. En él está recogida toda la documentación relacionada con el Focus Group que hicimos el mes pasado. Falta la tabulación de la encuesta, en cuanto nos lo pasen de la Unidad de Calidad, lo subimos». Al leerlo (invariablemente), nos preguntamos: ¿es necesario tanto artificio en un espacio de cultura?, ¿no estamos creando un mundo virtual desligado de nuestros intereses de personas?, ¿a dónde diablos nos lleva la industria de la información?

Por ello, guardamos debajo de los manuales de instrucciones –¡vaya usted a saber cuántos!– el libro de Poemas de Alberto Caeiro:

Mi mirar es nítido como un girasol.
Tengo la costumbre de andar por los caminos
mirando para la derecha y para la izquierda,
y, de vez en cuando, mirando para atrás…
Y lo que veo a cada instante
es aquello que nunca había visto,
y me doy buena cuenta de ello.
Sé tener la curiosidad esencial
que tiene un niño si, al nacer,
notara que nació de veras…
Me siento nacido a cada instante
para la eterna novedad del Mundo…
Así, pues, cada vez (decimos) que nos dirigimos a abrir el correo, palpamos por debajo del montón de folios el fresco lomo de Visor.

jueves, 3 de diciembre de 2009

La tela de araña

9 comentarios
«Se había colocado en el rincón de las enciclopedias, en el ángulo superior derecho de un anaquel ocupado por la Enzyklopädie Philosophie und Wissenschafts-theorie –¡todo un 1 de la cedeú!– y parecía estar a sus anchas entre las cuestiones filosofales. La araña tejía su tela día a día sin excesiva prisa, de
modo relajado. La bibliotecaria venía reparando en ella desde hacía un tiempo, casi desde que comenzó; cada mañana, al entrar, se acercaba a ver lo que había adelantado, observando algo extasiada las primorosas labores que realizaba su huésped con la fina tela.

Pero, hete aquí, que llegó una orden en la que se decía que habría que retirar de las estanterías de la biblioteca todo aquel material que no estuviera adecuado al Proceso de Bolonia. A la bibliotecaria le recorrió un escalofrío (que le subió por la columna vertebral) cuando cayó en la cuenta de la tela de araña. ¿Estaría adaptada a la normativa europea? En caso negativo, ¿qué sería de ella? Intentaría enterarse, pero ¿cómo lo podría saber? En un principio, decidió consultarlo con la Dirección, aunque desechó la idea al pensar que ello supondría descubrir la existencia de la araña a las instancias superiores, lo cual no presagiaría nada halagüeño, fuera cual fuera la valoración académica del asunto. Otra opción sería leerse las directrices mencionadas, algo que se presentaba como una tarea ardua, allá donde las hubiese. Desechado también. Quedaba otro camino: preguntar a quienes estudiaban si la tela de araña entraba en los planes de algún grado o máster boloñés. Tampoco le convenció esta solución; las criaturas querrían saber dónde se encontraba la tela para valorar si su hechura era la programada, y no se fiaba mucho de sus modales.

Nuestra cuidadora estaba sumida en un mar de dudas. Lo único de lo que estaba segura es de que defendería la posición arácnida a capa y espada.» (Continuará)